Te recordamos que los comentarios que hagas y las imágenes que incluyas serán públicas en el contexto de la campaña del 25 aniversario de la asociación CHERNOBIL elkartea. Por favor, ten esto en cuenta cuando vayas a añadir tu comentario.

No es obligatorio que incluyas tu nombre y correo electrónico, aunque eso nos ayudará si en el futuro necesitas que hagamos alguna gestión con el contenido que subas

En caso de que en algún momento no te sientas cómodo con algún comentario que hayas realizado, puedes ponerte en contacto con la asociación en la dirección de correo chernobil@asociacionchernobil.info, y procederemos a retirarlo a la mayor brevedad. Para agilizar este proceso, te recomendamos que al subir tus vivencias incluyas una dirección de correo válida, para que podamos comprobar que la entrada es realmente tuya.

Partekatzen dituzun bizipen eta irudiak asociación CHERNOBIL elkartearen 25. urteurrenaren kanpainan zehar publikoak izango direla gogoratu nahi dizugu. Mesedez, kontuan hartu zure bizipena kontatzeko momentuan.

Izena eta e-posta sartzea ez da derrigorrezkoa, baina lagunduko digu gero igo duzun bizipenarekin gestioren bat egin behar ba dugu.

Edozein momentuan ez ba zaude gustura igo duzun bizipen batekin, elkartearekin harremanetan jar zaitezke, chernobil@asociacionchernobil.info e-posta erabiliz, eta ahalik eta lehenago kenduko dugu. Prozesu hau errazteko, zure benetako e-posta erabiltzea komendatzen dizugu, bizipena benetan zurea dela zihurtatzeko.

Mi mujer Ainhoa y yo siempre hemos intentado colaborar con distintas ONGs. Anteriormente traíamos niños del Sáhara pero aunque con los niños no tuvimos problemas, las administraciones son otra historia. Oímos hablar de Chernobil Elkartea y decidimos acercarnos a informarnos. Tuvimos una primera entrevista con Marian y Luismi y la verdad salimos muy contentos y convencidos. Como ese año nos casabamos decidimos dejarlo para el año siguiente. El año siguiente llegó y un día de finales de junio, con todos los nervios del mundo fuimos al aeropuerto. Allí nos entregaron a una preciosidad de 6 años llamada Yana. Tímida, un poco retraída, asustada y con una gran curiosidad por todo lo que veía. Las primeras semanas fueron complicadas porque la barrera del idioma es importante. Pero en cuanto empezó a entender y hablar el idioma todo fue fantástico. Tenemos la suerte de acoger a una niña con un corazón de oro y yo no sé lo que nosotros le podemos haber aportado a ella. Pero si se todo lo que ella nos ha aportado a nosotros.Y desde luego todo es positivo. Seguramente de lo mejor que nos va a poder pasar en la vida es haberla podido conocer y el vínculo que se ha creado entre ella, mi mujer y yo. Unos años después se añadió al grupo Diana, la hermana mayor de Yana. Vino con 14 años una edad difícil. Muy tímida, retraída, con un carácter muy fuerte pero también con muy buen corazón. Tuvimos la suerte de compartir con ella tres veranos y aunque todavía tenemos contacto con ella se la echa de menos. Y este último año se unió al grupo Bogdana. Una niña de 6 años, bastante cabezota, algo menos tímida y retraída pero con un comportamiento bastante bueno. Como es el primer año todavía no puedo decir mucho más de ella. La seguiremos conociendo. Y resumiendo 22 acogidas después aquí estamos viendo como una aventura que empezó hace años se ha convertido en una parte más de nuestras vidas. Una experiencia que le recomiendo a todo el mundo, por lo que le podemos aportar nosotros a ellos y lo que nos pueden aportar ellos a nosotros.

Screenshot_2020-02-29-20-12-15-723_com.facebook.katana-0.jpg Screenshot_2020-02-29-20-12-37-756_com.miui_.gallery-1.jpg